Capacidades

Rociado por Plasma

Este es el proceso más versátil de todos los procesos de tratamiento superficial. Las altas temperaturas de proceso permiten aplicar una gran variedad de materiales en el tratamiento superficial como metales, carburos y cerámico.

A pesar de las altas temperaturas del plasma, la temperatura de las piezas puede ser mantenida por debajo de 300ºF. El proceso utiliza un haz de plasma de alta energía (4to estado de la materia) que excede los 20,000 ºF para fundir y proyectar el recubrimiento al sustrato.